Cualidades para ser doctorando

Buenos días y ¡Feliz Día del TRABAJADOR!

Para celebrar este día, me apetece hablar de cuestiones más profundas que han ido apareciendo a lo largo de estos tres años en mi trabajo como doctoranda.

Y hoy quiero hablar sobre las cualidades que hacen falta como persona y como trabajador para poder llegar al objetivo final de ser doctor, y que creo que se pueden adaptar a cualquier otro trabajo.

Y sí, no os voy a negar que unos buenos números no te vayan a abrir muchas puertas, pero no nos equivoquemos,

¡NO SÓLO HACE FALTA UN BUEN EXPEDIENTE!

Si quieres embarcarte en este mundillo debes tener bien claro este hecho. Aunque cierto es que no le vamos a quitar méritos, no me mal interpretes. Tus números te pueden hacer destacar frente a otros candidatos por un puesto, y sin ese puesto poco tenemos que hablar de lo que viene a continuación.

Para casi todas las empresas, desgraciadamente cómo candidatos sólo somos eso, unos cuantos números, calificaciones, cursos y cosas varias en un trozo de papel. Pero mi experiencia personal fue distinta. Supongo que las universidades se cuidan un poco más e indagan en el aspecto personal. Aunque cierto es que todo esto depende del grupo de investigación al que quieras ir. Hay grupos que su objetivo es publicar cual industria, teniendo mil doctorandos a cargo de una sola persona (vale, estoy exagerando un poco) a los que no les puede dedicar nada de tiempo. ¿Consecuencias? Sí, sacarás artículos de mejor o peor calidad, pero lo pasarás muy mal viéndote en la mayoría de situaciones solo. Bueno, creo que esto lo puedo dejar para otro momento y comentarlo con más profundidad.

Volviendo al tema, una vez conseguida tu plaza (cosa que no es nada fácil), para permanecer en este mundo y no perecer por el camino se necesitan dos cualidades más, que estando implícitas nadie califica ni te pregunta para optar a ese trabajo:

CURIOSIDAD Y PASIÓN

¿Y por qué?

Curiosidad: va a ser tu mejor amiga durante tu tesis. Sin ella, no avanzarás y no podrás descubrir nuevas líneas en las que adentrarte y mejorar. Sin ella, tampoco estarás al corriente de que se hace en el resto del mundo con relación a tu trabajo. Y claro está, no se crea, se tiene o se tiene, y eso dependerá de si te gusta lo que haces o no.

Pasión: sin ésta muy difícilmente conseguirás llegar a la anterior. Si no te gusta y te entusiasma lo que haces no aguantarás esas horas extras a lo largo de la semana, ni trabajar fines de semana, ni que a tu tutor se le haya ocurrido una gran idea que quiere desarrollar un viernes a las ocho de la tarde, o ese tema que aún no está claro y hay que debatir y analizar con una gráfica tras otra.

Así que no perdamos de vista estos dos “pequeños detalles”  porque pueden marcar la diferencia del éxito o el fracaso.

Creo que esto se puede aplicar a cualquier trabajo. Si actualmente no encuentras estas dos compañeras, tocará investigar y analizarse para pensar cual es la solución.

————— Líneas que me hacen profundizar en mi trabajo y reflexionar ————–

 

 

 

Publicado por

Alexaltii

Adoro el mundo perruno (fan nº 1 de mi perro Auro), soy una loca de los libros y PhD en mis tiempos libres. No, espera un momento... Creo que soy PhD y después todo lo demás!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s