Cuando tú no estas

Cuando tú no estás, estas cuatro paredes dejan de llamarse hogar.

Todo sigue tal y como lo dejaste, cada uno de los pequeños detalles que me gritan que ha vuelto la soledad.

El temor de cruzar la puerta y comprobar que todo lo que me dicen es verdad.

Cuando tú no estás, mis ojos dejan de sonreír.

Y lo primero que pienso en hacer es sentarme aquí, aún con mis pies calzados, a desahogar todo este sufrimiento que me invade cuando veo que tú no estás.

Todos los buenos momentos recién vividos pasan por mi mente sin piedad. No puedo ni dar un paso, no puedo hacer nada, sin ser consciente que ya no es igual.

En el aire sigue tu esencia aunque yo ya no la pueda respirar.

¿Hay algo tan poderoso que justifique este desasosiego?

Parece ser que nunca lo elegimos pero que aquí está. Lo que si tengo claro es que a día de hoy no hay nada que lo pueda explicar y que si por mí fuera, esta situación hubiera acabado ya.

Si pudieras mirarme a los ojos, lo entenderías.

 

–Escritos desde el corazón cuando nos tenemos que volver a separar.

 

Anuncios

Publicado por

Alexaltii

Adoro el mundo perruno (fan nº 1 de mi perro Auro), soy una loca de los libros y PhD en mis tiempos libres. No, espera un momento... Creo que soy PhD y después todo lo demás!

2 comentarios en “Cuando tú no estas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s