Reflexiones de media noche 3

No sé cómo empezar. Solo sé que me duele.

Me aprieta la ansiedad en el pecho.

Hoy hubiera dado lo que fuera por mantenerme toda la noche entre tus brazos.

El único lugar en el que me siento a salvo, en paz con el mundo y conmigo misma.

El único instante en el que puedo dejar mi cuerpo volar; cero preocupaciones, cero pensamientos.

El único momento en el que vivo mi presente.

Cuantas ganas de no tener que irme a media noche. De poder respirar tú piel mientras duermes. De acompasar nuestras respiraciones.

Porque como tú siempre dices entre sonrisas, encajamos a la perfección.

Publicado por

Alexaltii

Adoro el mundo perruno (fan nº 1 de mi perro Auro), soy una loca de los libros y PhD en mis tiempos libres. No, espera un momento... Creo que soy PhD y después todo lo demás!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s