¿Mi último sant Jordi?

 

No hay rosas sin espinas.

 

Mi último sant Jordi, al menos viviendo en tierras catalanas.

Es uno de los días más especiales que se puedan vivir aquí. Calles llenas de libros, rosas, detalles hechos a mano, ilusión y amor. Siempre me he quejado de que a la mujer se le tenga que regalar la rosa y al hombre un libro, porque ¿qué pasa con aquellas que deseamos un ejemplar y con aquellos que prefieran una bonita rosa?

La casualidad ha querido que después de cuatro años y medio llegara a mis manos un libro en catalán. Os soy sincera, mi intención era comprarlo en castellano, pero al llegar al trabajo y ver que había cogido esta versión no he podido más que reírme y hacerle caso al destino, así que aquí os lo presento. Cierto es que aunque ayer fui a comprar otros ejemplares pensado que hoy no tendría tiempo, esta mañana he decidido perder el bus por echar un ojo a ver si encontraba el de Sìlvia Tarragó. Sí, ayer me quedé con las ganas de comprarlo y, al verlo, no pude resistirme. Creo que es el mejor libro para recordar este sant Jordi un tanto especial.

Cambiando de tema, sé que no estoy cumpliendo mi objetivo con el calendario -era de esperar-, pero prometo que mañana lo actualizo y os cuento como me están yendo estos días.

Sin más os deseo un feliz sant Jordi, un feliz día del libro, felicidades también a todas las Remedios y por supuesto a ti.

 

-La Parcelita de Ale-

Anuncios

Cuenta atrás. Tiempo restante: 20-19 días

 

Como creo que hoy ya no doy más de mí, me obligo a parar porque esto de estar sin un día de descanso lo empiezo a llevar mal.

Hoy hago actualización de todo el fin de semana que básicamente ha consistido en terminar de organizar la presentación y empezar a ver que leches quiero decir en cada diapositiva. Más o menos ya tengo controlado la mitad, así que quiero creer que no voy mal. Sigo pensando que hay mucho por decir y poco tiempo. Me está dando mucha rabia tener que preparar tanto cuando sé que durante estos días van a caer unas cuantas. Pero bueno, a lo que el jefe diga.

La verdad es que estas actualizaciones me están sirviendo para ser más consciente de cómo pasan los días, pero si soy sincera, no me creo que ya queden menos de veinte días. Los nervios ya empiezan a hacer acto de presencia y mi mente sigue maquinando cómo puede hacer para que ese día los pueda controlar… Porque a mí eso de imaginarme a todo el tumulto desnudo no me funciona.

Termino recordándome que mañana por fin recojo los libros. Creo que el hecho de tenerlos en mis manos me va a dar esa energía que necesito para esta recta final.

!Vamos Ale, que tú puedes!

 

Cuenta atrás. Tiempo restante: 21 días

Después de todos los problema de ayer tienes que resurgir, resucitar o renacer, llámalo como quiera señorita Ale. Va a haber días malos, pero también días peores y no te voy a dejar que eches por la borda 4 años de duro trabajo.

Ayer me dijeron una verdad como un templo y es que si no descanso bien, tampoco voy a rendir bien. Así que no sé cómo lo voy a hacer pero me he propuesto volver a recuperar mis ocho horas de sueño. Bueno, supongo que, a estas alturas, no hay que explicar mucho que es lo que me invade mientras duermo. Así que si alguien tiene algún remedio distinto a tomar pastillas y a hacer deporte -estoy con tendinitis en el pie- que haga acto de presencia y me eche una manita.

En cuanto a la tesis, hoy esperaba poder recoger el libro pero la encuadernación aún está secándose, así que hasta el lunes ná de ná. Y hoy por fin tengo la presentación corregida. Mi opinión es que tal y como está ahora mismo es larguísima, pero el Big Boss prefiere ir recortando cuando ensayemos…. En fin señores que me toca tenerla lista para el lunes poder hacer el primer ensayo y claro está, son casi 80 diapos -tierra trágame-. Viendo el panorama -again- de este finde, supongo que actualizaré el domingo recogiendo mi experiencia de los dos días.

En cuanto a las lecturas que tengo entre manos espero poder hacer reseña pronto y empezar con nuevos libros que me hacen ojillos desde hace un tiempo.

Esto es todo por hoy. Fuera llueve, hace frío y tengo chocolate… ¿Os hacéis una idea de que viene después de eso? Sí, mi momento preferido del día.

¡Feliz noche de viernes!

Cuenta atrás. Tiempo restante: 22 días

Hoy no tengo fuerzas para nada, así que siento no haber publicado mi día… Aunque tampoco a sido nada especial.

Llevo un tiempo bastante mal a nivel personal y no pasándolo muy bien por otros motivos más complicados e importantes que la tesis. Aunque solo hable de eso, en la vida siempre hay algo más importante que todo lo demás. Supongo que todos sabréis a lo que me refiero.

Espero poder despertar mañana con otro ánimo y poder terminar bien mi día.

Se que tengo una pequeña familia ya por aquí con la que estoy cómoda y aunque sea el hecho de que estáis ahí al otro lado me reconforta.

Gracias por seguirme a pesar de tantas tonterías que suelto por aquí.

Un besito de buenas noches a todos.

Cuenta atrás. Tiempo restante: 25 días

¡Al fin! Libro entregado e impreso. Ya solo queda la encuadernación. No sabéis cuanto he sufrido este fin de semana. Pero ya no hay más correcciones, ni cambios de página, ni mirar tablas y gráficas y numeraciones. Ya está mandado así que si hay algún error, ese va a ser mi toque personal. No hay nada perfecto en la vida así que a mí tal y como está ya me vale.

Ahora estoy descansando…. Bueno, a medias que el Big Boss está apretando las tuercas con la presentación. Ya solo me queda eso y seré ¡libre!

Estaba muy apagada estos días y creo que esto ha sido el empujoncito que necesitaba. Espero que me dure unos diitas más.

Una doctoranda feliz que se despide. ¡Múa!

Cuenta atrás. Tiempo restante: 27-26 días

Y aquí el resumen de mi fin de semana hasta hace diez minutos, lo que tardé en rellenar el calendario y hacerle la foto.

CORRECCIONES.

Pero estas al fin son ya correcciones finales ¡Yuju!

 

 

 

Espero no volver a mirar ni una referencia más, ni una ecuación y ni hablar de volver a cambiar ningún número de página… O eso espero.

Mañana me dispongo a mandar a imprimir mi tesis en formato libro, que a menos de un mes ya iba siendo hora…

Bueno, recemos para que se alineen los astros y me echen mañana una ayudita. Ya para empezar tendré que ir antes a la oficina, porque la calidad de los pdf en mi portátil no es muy buena y prefiero no arriesgarme ahora con eso. Así que mañana toca ser buena y madrugar.

Este mes estoy bastante desconectada de redes, pero supongo que entenderán el por qué. Espero pronto volver a la normalidad y tener tiempo de escribir.

¡Feliz domingo y a comerse la semana se ha dicho!